Icono del sitio Vida Efectiva

El factor confianza en el liderazgo

La confianza es un factor clave para el desarrollo de los negocios, las organizaciones, las relaciones y, en la vida de cualquier persona

“El liderazgo sin confianza mutua es un contrasentido”. Warren Bennis

Sin confianza no hay liderazgo

La confianza es un activo indispensable en una relación, y el liderazgo no es una excepción. La confianza recíproca líder – colaborador, es esencial para el buen ejercicio de liderazgo. La confianza que los colaboradores tienen en el líder es una de las piedras angulares de su liderazgo, pues de ella depende la influencia del líder. Sin confianza no hay influencia, y sin influencia no hay liderazgo. Pero a su vez, si el líder no confía en sus colaboradores, éstos desconfiarán de él, pues la confianza es una moneda, un valor de intercambio recíproco. Se da / otorga y se recibe / cosecha. No se puede exigir confianza, si ésta no otorga.

El factor confianza es el mejor indicador (termómetro) para medir la buena marcha del liderazgo.

La confianza es una competencia que necesita ser desarrollada por los líderes

Por eso los mejores líderes se enfocan en hacer de la creación de la confianza un objetivo explícito. Debe llegar a ser como cualquier otro objetivo centrado, medido y mejorado. Los líderes necesitan reconocer y tratar a la confianza como una competencia, como algo que se puede crear y medir, y le ayude a comprender cómo comportarse en maneras que la establezcan.

La confianza no sólo debe ser una aspiración para el líder, sino una meta a lograr. Lo que requiere desarrollar estrategias, procesos y planes de acción para conseguir ese objetivo.

El principal trabajo del líder es inspirar confianza en sus colaboradores, a la vez que otorgarla a su gente.

Esto es un proceso, pues la confianza no se da como un evento, sino que implica un desarrollo, un recorrido, un compromiso y una elección que deviene en creer en el otro.

Para generar confianza, los líderes, por un lado, deben inspirarla en su gente. Esto se logra en dos dimensiones:

(1) Carácter: Incluye la integridad, congruencia, motivación e intención con las personas.

(2) Competencia: Incluye sus capacidades, habilidades y resultados visibles.

Los líderes no operan basándose en el carácter o en la competencia, sino en la convergencia de los dos.

La confianza también se gana con el ejemplo, sirviendo de modelo.

 Pero, por otro lado, los líderes deben concederla.

Los individuos que son incapaces de confiar en los demás no logran convertirse en líderes”. Kouzes y Posner

El líder necesita trabajar con el factor confianza en su gente. Esto demanda desarrollar a su gente, habilitarles, concederles responsabilidad, hacerles partícipes de la toma de decisiones, compartir el poder y la información, fortalecerles como personas, fomentar la autogestión y el compromiso.

 Factores que afectan la generación de la confianza

Hay varias razones por la que a algunos líderes les cuesta confiar en otros, y al mismo tiempo inspirar confianza en otros:

  1. Autoestima

La falta de seguridad en sí mismo, impide confiar en otros, lo que disminuye la confianza de los colaboradores en el líder.

En forma especial la autoestima impacta la forma como el líder se comunica, y la comunicación es un factor esencial en el ejercicio el liderazgo. Un líder con una autoestima saludable tendrá un estilo de comunicación más congruente, honesto, abierto, autentico, franco, proactivo, honesto y directo, sin temor a expresar su vulnerabilidad, opiniones y creencias. La seguridad en sí mismo le permitirá utilizar un lenguaje más directivo, cónsono con su rol de líder, dirigido hacia los puntos que cree y considera necesarios, asumiendo las riendas en sus conversaciones con sus colaboradores, expresando lo que siente sin dejarse presionar por las circunstancias y por el otro. Por otra parte, como no tiene necesidad de reforzar o proteger su ego, puede expresarse con empatía y comprensión de las necesidades de su gente. Su baja autoestima se traduce en un estilo de gestión defensivo, pues mucha de la interacción con su equipo de trabajo la percibirá como una amenaza, y muchas de sus acciones estarán orientadas a proteger su imagen y a demostrar “lo mucho que sabe” y “lo valioso que es”, más que a desempeñarse con naturalidad y en beneficio del equipo de trabajo y los objetivos de la organización.

Pero si el líder fortalece su seguridad personal tendrá mayor seguridad en sus relaciones interpersonales. Así la autoestima positiva crea en otros un sentimiento de confianza y altas expectativas. Tener un buen concepto de uno mismo tiene el poder de transmitir a otros confianza y seguridad. Y es que los seguidores no quieren ver que sus líderes carecen de confianza en sí mismos. Los seguidores no depositarán su confianza en alguien que parece ser inseguro o que carece de determinación.

  1. Carácter

El carácter es la base de la influencia del líder. Los líderes influencian desde lo que son como personas. El carácter incluye el sentido ético, sus rasgos morales, su integridad y congruencia, y su entereza para enfrentar las demandas de la realidad. Si el líder carece de un carácter maduro, estable y definido erosionará la confianza de sus seguidores. La mayor parte de los fallos del líder que generan alta repercusión en sus seguidores, son fallos de carácter. Pero de la mano del buen carácter, se da la generación de confianza.

  1. Competencia

El líder para ganar la confianza de sus seguidores también debe mostrar competencia y dominio del trabajo y de su rol. Si el líder carece de las habilidades para la ejecución de sus funciones cónsonas con su rol, erosionará la confianza de sus seguidores, quienes desconfiarán de sus criterios y decisiones.

Buena parte de la credibilidad del líder procede de sus conocimientos, habilidades, experiencia comprobada, capacidad para guiar, vale decir, de su sentido de competencia.

A modo de conclusión

La confianza de los seguidores en el líder, no se decreta ni surge por azar, requiere ser trabajada con intencionalidad por éste. Son las acciones del líder las que le permiten inspirar la confianza en sus seguidores. El líder necesita establecer a través de sus comportamientos, de su ejemplo y congruencia, de su confiabilidad y credibilidad, de su competencia, su influencia. Esto no se logra con una acción puntual; por el contrario, requiere un enfoque de largo plazo. La confianza no surge gracias a una decisión eventual o a una actuación episódica, sino producto de un largo camino en el que el líder se conduce con integridad, sentido ético, congruencia personal y competencia.

#confianza #confiar #lideres #liderar #liderarconejemplo #liderazgo #liderazgoempresarial #congruencia #competencia #caracter #serejemplo

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

Salir de la versión móvil