Qué no es el perdón

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
13 septiembre 2022

Lo que crees sobre el perdón te abre o te cierra posibilidades, determina tu disposición a perdonar y, por lo tanto, influye profundamente en el tono emocional de tu vida. Robin Casarjian

Nuestras creencias afectan nuestras percepciones, emociones y decisiones que tomamos. Por lo tanto, entender bien qué es y que no es el perdón, ayuda a gestionarlo adecuadamente. Si creemos, por ejemplo, que perdonar a alguien significa justificar, excusar su comportamiento y/o aceptar sus conductos incorrectas, entonces podemos concluir que hay aspectos imperdonables. Pero si entendemos que el perdón es un ejercicio terapéutico hacia mi mismo, en el que el principal beneficiado es uno mismo, entonces podemos concluir que todo merece ser perdonado.

El perdón es una palabra muy cargada ideológicamente, y que ha dado lugar a muchos mal entendidos. Por eso es importante no sólo definir qué el perdón, sino definir también que no es el perdón.

El perdón no es:

Excusar

Eximir de responsabilidad al ofensor o victimario. El perdón no cambia la naturaleza de la transgresión u ofensa; y el perdón tampoco niega el hecho de que la ofensa ocurrió. No es necesario buscar atenuantes para perdonar. En todo caso, el perdón libera a la víctima del enojo y el dolor, pero no libera al ofensor de su responsabilidad. Quien comete una ofensa es responsable de lo que ha hecho.

Disculpar

Justificar o minimizar la ofensa. No se requiere justificar al ofensor para poder perdonarlo. El perdón no justifica el comportamiento del ofensor, el perdón evita que su comportamiento destruya nuestro corazón.

Indultar, amnistiar, condonar o prescribir

No es quitar el castigo por algún crimen u ofensa cometida, o absorber legalmente de la acción negativa realizada. El indulto es un proceso legal, pero el perdón es una decisión moral y personal. Indulta el estado o las instancias legales, pero perdona solamente el ofendido.

Olvidar

No es remover la ofensa del pensamiento. El perdón no implica olvidar ni borrar el pasado, lo cual no es posible puesto que sus marcas habitan los cuerpos, los psiquismos y las historias personales. El perdón no es compatible con el olvido: Se perdona desde la memoria. Para perdonar se requiere no olvidar los hechos que se tienen que perdonar. Lo que sucede con el perdón es que el recuerdo deja de generar dolor, odio y deseos de venganza, pues se transforma en noticia de lo que no puede volverse a repetir. Perdonar no es olvidar ni cancelar la memoria, sino transformarla. Y es precisamente el perdonar lo que no podemos olvidar, lo que crea una nueva forma de recuerdo. No podemos olvidar neurológicamente hablando, pero si podemos perdonar. Perdonar más que olvidar es sanar lo recuerdos. El perdonar implica comprender, y eso no se puede hacer olvidando. El olvido, además, priva del aprendizaje. El perdón sana la memoria, pero no la desaparece; crea una nueva forma de recordar…Una memoria cicatrizada no es una memoria borrada. La herida se cura, pero la cicatriz no se borra.

Negar

No es la renuencia a percibir y aceptar el daño sufrido. El perdón no implica la negación del daño experimentado y el dolor asociado. Una ofensa es una ofensa, y su valoración es negativa, independientemente de que se otorgue el perdón.

Reconciliar

Dar lugar a la restauración de la relación entre ofensor y agredido. El perdón no indica que la relación se retoma. La reconciliación es un proceso de dos personas, a diferencia del perdón que es un proceso personal y unilateral. La reconciliación implica avanzar de la sanidad de quien perdona a la sanidad de la relación.

Sentimiento

El perdón no es un sentimiento. Es un acto de la voluntad, es una decisión, aun cuando tiene fuertes componentes emocionales que requieren ser gestionados. Es una decisión que se construye.

Volver a confiar

Perdonar no es confiar nuevamente (ni menos automáticamente). La confianza se basa en el comportamiento de las personas y debe ser ganada. El perdón se otorga, pero la confianza se recupera. El perdón es la respuesta moral de una persona a la injusticia que otra ha cometido contra ella; no es un voto de confianza.

Renunciar a la justicia

Perdonar no implica olvidar ni prescindir de la justicia. El perdón tampoco supone obligatoriamente levantar la pena al ofensor y que éste no sufra las consecuencias de sus actos. Al perdonar la persona renuncia al resentimiento, a los deseos de venganza, al pagar mal por mal; pero no implica que tenga que renunciar a la justicia. Por otra parte, el perdón no borra las consecuencias naturales ni legales de las faltas cometidas. En nombre del perdón no se pueden poner entre paréntesis las normas y leyes que una sociedad ha construido para regular sus relaciones.

Todos estos elementos son procesos que involucran otro tipo de concienciación y acción, pero no conllevan los mismos resultados; no son el perdón.

Otras cosas que el perdón no es:

  • No es una cura mágica ni instantánea, ni un acto instantáneo de la voluntad.  El perdón es un proceso.
  • No es un ritual que se hace: estrechar las manos o abrazar,  etc.
  • No es una simple declaración, como decir: te perdono.
  • No es un resultado que otorga el tiempo. El tiempo por sí sólo no sana ni crea el perdón.

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

 

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

EBOOK GRATIS

¡Hay un poder extraordinario en una vida enfocada!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This