Claves del liderazgo en una ecuación

ecuacion en pizarra

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
21 marzo 2020

El liderazgo describe una ruta que inicia con la congruencia y culmina con la influencia. La congruencia es la piedra angular, y define quien es el líder. La congruencia deriva en predecibilidad.

 La predecibilidad del líder

 La predecibilidad se construye con la constancia y consistencia del líder, al actuar con congruencia.

Cuando los líderes exhiben un comportamiento y una actitud consecuente y constante en el tiempo, no en el sentido de rutinidad, aburrimiento y monotonía, sino en el sentido de saber que sostendrán sus posiciones, actuarán con coherencia, cumplirán su palabra y promesas, honrarán sus compromisos, actuarán en consonancia con los valores que declaran tener y, en consecuencia, no defraudaran, manipularan o engañaran, se hacen predecibles, porque la gente sabe que esperar de ellos; en consecuencia se hacen confiables.

En este sentido, como lo expresa Warren Bennis: “El ángulo con que se despegue es menos importante que escoger un ángulo y conservarlo razonablemente”. Conservar el ángulo razonablemente implica ser coherente, consistente, constante, perseverante en una dirección y postura establecida. En materia de liderazgo, más importante que el punto de partida con que arranca el líder, es su constancia y consistencia, su perseverancia y enfoque en mantener ese rumbo.

Cuando los seguidores perciben en el líder estabilidad, consistencia y constancia, vale decir, predecibilidad, surge como fruto la confiabilidad del líder. La predecibilidad es una condición necesaria de la confiabilidad.

La verdad es que confiamos en las personas que son predecibles, cuyas posiciones se conocen, y ellos las mantienen. La predecibilidad se construye con la constancia y consistencia del líder. Esa congruencia sostenida en el tiempo, que se traduce en predecibilidad, le otorga al líder un posicionamiento como líder confiable.

La confiabilidad del líder

La confiabilidad es fruto de la predecibilidad, ésta última es fruto de la congruencia. La congruencia está relacionada con la capacidad de alinear lo que decimos y pensamos con lo que hacemos. La congruencia personal se deriva de la integridad del líder.

Los líderes se hacen confiables por dar a conocer sus puntos de vistas, por mostrar sus posturas firmes sobre aspectos controversiales, ambiguos y difíciles, evitando posturas neutrales; por su resolución a tomar partido, fijar postura, responsabilizarse y comprometerse. Los líderes que quieren hacerse confiables ante sus seguidores, necesitan establecer posiciones claras y firmes, y fijar posturas sin ambigüedades. No se consigue la confianza de las personas mediante exhortaciones; se logra mediante el ejemplo, en hechos y en palabras. La confiabilidad del líder comunica elocuentemente. Al igual  confiabilidad del líder es muy persuasiva.

La confiabilidad del líder es fundamental en el ejercicio del liderazgo. Cuando se trata de aspectos como la comunicación y la visión, la gente primero compra el mensajero y luego al mensaje. Si la gente no cree o confía en el líder, no comprará su mensaje.

La confiabilidad del líder se trata del posicionamiento que surge de las acciones del líder, al actuar con congruencia y consistencia. La confiabilidad del líder se traduce en credibilidad y buena reputación. Esa credibilidad introduce confianza y seguridad en las relaciones líder-seguidor. La confiabilidad elimina o reducen de las relaciones interpersonales el nivel de tensión, ambigüedad e incertidumbre.

La confianza que inspira el líder

La confiabilidad se traduce en la confianza de los seguidores. Y la confianza es el combustible del liderazgo.

Ahora, la confianza de los seguidores en el líder, no se decreta ni surge por azar, requiere ser trabajada con intencionalidad por éste. Son las acciones del líder las que le permiten inspirar la confianza en sus seguidores. El líder necesita establecer a través de sus comportamientos, de su ejemplo y congruencia, de su confiabilidad y credibilidad, su influencia. La influencia es el producto acumulado de lo que es el líder como persona. Es su activo más valioso como líder.

La ecuación del liderazgo se inicia con la congruencia, que da como fruto la predecibilidad, que a su vez engendra la confiabilidad, que termina por generar e inspirar la confianza de los seguidores, lo que se traduce en influencia, y la influencia deriva en liderazgo.

Para reflexionar:

  • ¿Exhibes confiabilidad, como consecuencia de manifestar estabilidad, constancia?
  • ¿Eres de influencia para otras personas?
  • ¿Cuál es el tipo de influencia que estás generando en tu entorno?

Te animo a practicar la ecuación del liderazgo, para generar un efecto nutritivo, positivo y transformador en las personas que están en tu entorno.

Serie: La ecuación del liderazgo – Parte II

Nos gustaría poder conocer tu opinión y comentarios sobre este tema, y que juntos podamos crecer con el intercambio de opiniones. 

#vidaefectiva #liderazgo #coaching

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This