Liderar con efectividad requiere lograr dominio del contexto

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
29 junio 2020

“El ejercicio del liderazgo es contextual. Siempre. Los líderes eficaces saben que no existe ninguna manera universal ni garantizada que asegure el efecto del liderazgo. Por el contrario, practican y pulen su destreza para leer el contexto, y evalúan de modo realista su capacidad para reescribir ese contexto”. Rob Goffee y Gareth Jones

Sentido de realismo

Un líder efectivo se ubica en sus contextos. Está definido y ubicado. Un líder no puede tomar decisiones acertadas si no tiene un sentido de realismo, que viene de tener claridad y una adecuada comprensión de la realidad que le rodea. La pérdida de ese sentido real, de la circunstancialidad hace que muchos líderes se conviertan en personas inefectivas y poco relevantes a las organizaciones que lideran.

Los líderes necesitan contextualizarse, vale decir, entender cómo funciona el mercado, la competencia, el contexto económico, político y social que le rodea, así como el ambiente interno de la organización: procesos, sistema de relaciones, etc. Bien lo expresa Carter Scott:

“Los líderes conquistan el contexto – el ambiente volátil, turbulento, ambiguo que a veces parece conspirar en nuestro contra y que sin duda terminará arrinconándonos si no hacemos algo para impedírselo”.

El líder es un lector documentado e intérprete idóneo de la realidad

El líder aprende a leer en los acontecimientos y circunstancias del entorno, los procesos que pueden afectar a la organización o representan una oportunidad. Los líderes necesitan desarrollar un olfato para percibir la situación– hacia donde sopla el viento – en relación con la organización. En este sentido, los líderes buscan estar informados y conectados con la acción – con la que está ocurriendo adentro de la organización y afuera de ella – sensibles al contexto en permanente cambio.

En estos tiempos de cambio acelerados y complejos, perder el pulso de lo que está ocurriendo en el entorno, resulta inconveniente y peligroso para las organizaciones, porque puede dar una lectura distorsionada o poco realista del entorno. Se requiere pues de una dosis de realismo. En palabras de Jack Welch:

«Enfrenta la realidad tal como es, no como quisieras que fuera«.

Se requiere también la habilidad para cambiar y adaptarse a los cambios que el contexto presenta. La realidad no es estática, sino dinámica. Cambia constantemente y muta. En ese sentido, si el líder no está orientado al cambio, si carece de flexibilidad para cambiar, cuando la realidad cambie, se encontrará desfasado, anclado en una realidad que ya no existe; y será, en consecuencia, incapaz de lidiar efectivamente con ella, porque dejará ser actuar en forma contextualizada, perderá sentido de pertinencia y relevancia en sus decisiones. El líder necesita saber dónde en realidad está parado.

La realidad puede ser una enemiga o una aliada, dependiendo de si el líder la percibe y evalúa correctamente. Si la ve como es, entonces, podrá tomar las previsiones y decisiones estratégicas adecuadas y oportunas para resolver la realidad a su favor.

El líder necesita, pues, desarrollar las habilidades para leer correctamente y dominar el contexto

Habilidades del líder para dominar el contexto (Rob Goffee y Gareth Jones):

  • Habilidades de observación y cognitivas

Los líderes ven y perciben lo que está pasando en su organización y luego utilizan sus habilidades cognitivas para interpretar esas observaciones, y entender el contexto donde lideran.

  • Habilidades conductuales adaptativas

Después de observar y comprender la situación, los líderes eficaces ajustan su comportamiento; se adaptan según las exigencias del entorno, sin perder su identidad.

  • Los líderes se valen de su propio comportamiento para cambiar la situación

Los líderes no son receptores pasivos del contexto. Por el contrario, trabajan con sus seguidores para construir socialmente una realidad alternativa. Una de las características de los líderes es su actitud proactiva – no reactiva – para descifrar, comprender y resolver la realidad a favor de la organización. Los líderes no solo reaccionan ante las situaciones, sino que tienen la capacidad de transformarlas.

El líder aprende a leer en los acontecimientos y circunstancias del entorno, los procesos que están en ciernes.

Para reflexionar:

  • ¿Conoces y comprendes adecuadamente la realidad que te rodea a ti y a la organización que lideras?

#Liderar #liderazgo #dominiodelcontexto #realidad #contextualización

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This