Somos libres para elegir

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
26 abril 2020

Entre estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio reside nuestra libertad y nuestra facultad para elegir la respuesta. En nuestra respuesta yace nuestro crecimiento y nuestra libertad. Victor Frankl

Lejos de lo enunciado por algunos psicólogos, filósofos y pensadores, de que los seres humanos están genética y ambientalmente condicionados en sus elecciones, por lo que no son libres para elegir sus respuestas ante las demandas del entorno, nuestra condición de humanos dice lo contrario. La esencia del ser humano es su capacidad de elegir, la facultad que tiene de dirigir su propia vida, de inventar sus propias soluciones. La libertad de elegir es el rasgo más sobresaliente que distingue al hombre de cualquier otro ser vivo.

Stephen Covey afirma:”Después de la vida misma, la facultad de elegir es nuestro mayor don”.

En palabras de Erich Fromm:”Todos estamos determinados por el hecho de que hemos nacido humanos y, en consecuencia, por la tarea interminable de tener que elegir constantemente”.

La libertad de elección es el rasgo más significativo del hombre

El hombre no es sólo una “maquina viva” que ejecuta programas para satisfacer sus instintos. Arnold Gehlen dice que es un ser práxico, es decir un ser que actúa. Y actuar, según Fernando Savater: “No es sólo ponerse en movimiento para satisfacer un instinto, sino llevar a cabo un proyecto que trasciende lo instintivo hasta volverlo irreconocible o suplir su carencia”.

Cómo hombres, agrega Fernando Savater: “Recibimos con nuestra dotación genética la capacidad innata de llevar a cabo comportamientos no innatos”.

Al fin y al cabo, ni nuestra dotación genética, ni las condiciones ambientales es lo más definitorio de nuestra condición humana. Lo que distingue al hombre de otros seres vivos es su capacidad simbólica, que a su vez le confiere la capacidad de elegir. Es, pues, la capacidad de elegir, lo que nos confiere nuestra condición de seres humanos. Esa disposición a elegir es la que da forma a los que somos.

Comenta al respecto Stephen R. Covey:”Nos determinamos a nosotros mismos por medio de nuestras elecciones”.

Ciertamente, lo que somos, es consecuencia de la forma en que hemos usado nuestra libertad de elección; no tenemos excusa.

Los factores ambientales y psicológicos no son una sentencia

Aunque es cierto que los factores ambientales y biológicos juegan un papel importante en las elecciones que hacen las personas, las actitudes que asumen y las acciones que realizan, los seres humanos no están completamente programados (biológica y culturalmente) al punto de invalidar totalmente su libertad de elegir.

Aun cuando nuestras decisiones están altamente influenciadas por nuestro contexto cultural, nuestras experiencias pasadas, nuestro temperamento, etc.; pero aun en las condiciones más desfavorables, tenemos la posibilidad de elegir.

Somos libres de rendirnos ante las adversidades, o de esforzarnos para superarlas, y aun no superándolas, somos libres de elegir como reaccionar ante ellas. Por lo menos tenemos la opción de elegir interiormente de qué manera nos afectará los que nos sucede.

Dice Victor Frankl:”El devenir de una persona no depende ni de la predisposición ni del entorno, ni de lo que la herencia le haya deparado, ni de lo que su educación le haya tocado en suerte, sino que al fin y al cabo, todo se deja al criterio de su propia decisión y dentro de los límites que las condiciones y las circunstancias le permitan, esta decisión será una decisión libre. Es decir, el hombre no está libre de circunstancias biológicas, psicológicas y sociológicas, pero siempre es y será libre para adoptar una postura frente a todas estas condiciones y circunstancias, ya sea resignándose a ellas o ya sea superándolas haciendo uso del poder de obstinación de la mente”.

Para reflexionar:

  • ¿Cómo usas tu libertad de elección?

Serie: libros para elegir con responsabilidad

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle clic en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

 !Juntos podemos marcar una diferencia!

 #libresparaelegir #libertad #librealbedrío #responsabilidad #elección

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

EBOOK GRATIS

¡Hay un poder extraordinario en una vida enfocada!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This