Los padres educan a través del modelaje

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
28 enero 2021

Instruye (enseña) al niño en su camino (carrera); y aún cuando sea viejo, no se apartará de él” (Proverbios 22: 6)

Los padres educan a través del ejemplo, en hechos, acciones y actitudes; no sólo a través de la enseñanza transmitida con palabras. Los padres forman modelando competencias para la vida a través del estilo de vida que proyectan, los hábitos que exhiben, los comportamientos que expresan y los vínculos que construyen. Los padres crean con sus comportamientos y actitudes, modelos y patrones de actuación para sus hijos, que éstos copian y reproducen luego.

Hay un dicho que dice:«Los hechos hablan en forma más elocuente que las palabras”.

Sin el adecuado modelaje y ejemplo, las enseñanzas e instrucciones de los padres carecen de la fuerza moral para influenciar a los hijos, más aún éstos crean ambigüedad y confusión. Recordemos además que en la etapa de la infancia los niños aprenden más por imitación.

«En muchos aspectos nuestros hijos deben verlo para creerlo. Un gran estudio científico sobre los jóvenes mostró que no sólo necesitamos construir una conexión de amor con nuestros hijos para que ellos vivan nuestros valores, sino que debemos consistentemente ser modelos vivos de la verdad que enseñamos en nuestro matrimonio, familia y vidas”. Josh McDowell

Los padres: un modelo que copian los hijos

La estructura familiar – la cultura familiar – no sólo incluye avisos e instrucciones en la forma de valores y enseñanzas. Incluye comportamientos y actitudes,  hábitos y costumbres modeladas por los padres y que moldean a los hijos. Esto es particularmente importante en la infancia, porque los niños aprenden más por imitación que por instrucción.  En ese sentido, el comportamiento de los padres, no sólo lo que dicen, sino lo que hacen, se convierte en una referencia esencial para instalar valores, actitudes y conductas en el niño.

Los niños aprenden primariamente por imitación, observando (viendo, oyendo y sintiendo) a los padres. Buena parte del aprendizaje de los hijos viene por imitación que ellos hacen de las actitudes y conductas de los padres. En esos primeros años papá y mamá son los modelos a que los hijos aspiran ser. Papá y mamá no son sólo modelos sino los héroes de sus hijos.

Los padres tienen la responsabilidad de modelarles conductas y actitudes éticas, morales y espirituales a los hijos. Así, por ejemplo, al mostrar a los hijos un compotamiento moral y ético, los padres también estarán impartiendo valores que podrán contrarrestar con las influencias negativas que los niños pueden recibir de amigos, compañeros de escuela o medios de comunicación.

El modelo de actitudes y comportamientos que los padres exiben ante los hijos, es una influencia determinante en el desarrollo de la personalidad de los hijos: identidad, valores, hábitos, estilo de vida. Los padres tienen la indeclinable responsabilidad de forjar en sus hogares, con sus comportamientos y actitudes, culturas de honor, que faciliten la formación de individuos sanos y funcionales.

Serie: El hogar: Centro de capacitación de las personas efectivas – Parte VI

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

Quizás te interese leer..

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This