Qué es autonomía del aprendizaje

escalera a una idea

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
12 abril 2020

“He llegado a sentir que el único aprendizaje que puede influir significativamente sobre la conducta es el que el individuo descubre e incorpora en sí mismo. El aprendizaje basado en el propio descubrimiento, la verdad incorporada y asimilada personalmente en la experiencia, no puede comunicarse de manera directa a otro”. Carl Rogers

¿Qué es autonomía del aprendizaje?

El término autonomía del aprendizaje nos habla de la capacidad de la persona para organizar y desarrollar su propio proceso de aprendizaje. Este proceso contempla el ser capaz de dirigir, dominar y regular su propia forma de aprender, con el fin de lograr sus objetivos. Esto quiere decir que el proceso de aprendizaje se hace intencional y consciente, lo cual conlleva la asunción de la responsabilidad.

Sin asunción de responsabilidad no hay verdadero aprendizaje

El aprendizaje autónomo demanda que la persona asuma la responsabilidad por su crecimiento personal. Y asumir responsabilidad por el propio aprendizaje requiere “responsabilizarse de todas las decisiones que conciernen a los diferentes aspectos del proceso de aprendizaje y que incluyen fijar los objetivos, determinar el contenido y los métodos de aprendizaje e incluso evaluar dicho aprendizaje, así como la organización práctica, decisión del ritmo, tiempo y lugar de aprendizaje” (Blue).

La responsabilidad de aprender no es delegable

Esto proceso no puede ser delegado o endosado en otras instancias o personas, como empresas, profesores, padres o instituciones, porque nadie puede atender las propias necesidades de aprendizaje como uno mismo. Cada persona sabe en su fuero interior que áreas necesita madurar, o que conocimiento necesita adquirir, o que destrezas y habilidades requiere desarrollar, con miras a mejoras su desempeño y desarrollar su potencial.

La persona necesita decidir y resolverse a aprender. Hay un dicho que dice que cuando la persona decide y asume la responsabilidad por aprender, aparece el maestro (la propia persona que aprende por sí mismo). Hasta que la persona no asume la responsabilidad por su crecimiento y desarrollo, venciendo la tendencia a delegar o endosar en otros esa responsabilidad, no se genera un verdadero aprendizaje ni desarrollo. Esa responsabilidad no puede ser traspasada a ninguna otra persona que a ella misma. Es la propia persona la que necesita determinar a qué ritmo quiere aprender y qué es lo que quiere aprender.

Autoaprendizaje

El aprendizaje autónomo está ligado al autoaprendizaje, que estrictamente hace referencia a aprender uno mismo en un acto auto-reflexivo. El aprendizaje más profundo, contextualizado y útil es el que la propia persona genera de su experiencia y reflexión. Esta es una decisión personal, que nadie puede tomar por nosotros mismos.

 Aprender implica desarrollo de la conciencia

Aprender demanda el desarrollo de la conciencia. Sin desarrollo de la conciencia es difícil saber en qué dirección crecer. Desarrollar la conciencia supone desarrollar la capacidad de reflexionar sobre la propia experiencia y el propio desempeño; vale decir, la capacidad de introspección mediante una reflexión interna. Esto implica desarrollar la conciencia a través de la auto-conciencia. En este proceso la persona se revela a sí misma.

Ese aprendizaje que resulta de reflexionar sobre su propia realidad interna es la que le faculta para la efectividad. La efectividad es una disposición interior para hacer las cosas con la conciencia de “quién soy” y de lo “que soy capaz de hacer”.

“La conciencia me capacita…” John Whitmore.

El éxito tiene que ver con el trabajo organizado desde la fortaleza y la confianza que brinda la toma de conciencia. La propia percepción y la propia reflexión acerca del desempeño, son fundamentales para realizar los cambios que la mejora del desempeño requiere. Ese conocimiento de sí mismo no se le puede tomar prestado de algún libro ni recibir por transferencia de otra persona.

Al fin y al cabo, como dijo Nietzsche,”uno se experiencia sólo a sí mismo”.

 El desarrollo de la conciencia cataliza los procesos de aprendizaje y dominio personal sobre lo que hacemos. Las personas no pueden apropiarse sino de aquello que tiene concienciado. En este sentido se puede afirmar, como lo dice Peter Senge, que la calidad de nuestro desempeño depende de la calidad de nuestra consciencia.

Para reflexionar:

  • ¿Cuál es su nivel de conciencia en cuanto a: gestión emocional, congruencia con valores asumidos, talentos y habilidades propias, impacto del entorno en su vida, vocación en la vida?

Serie: Aprendizaje transformador

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

!Juntos podemos marcar una diferencia!

#vidaefectiva #desarrollopersonal #cambio #aprendizaje

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

EBOOK GRATIS

¡Hay un poder extraordinario en una vida enfocada!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This