¿Qué es el estrés?

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.
18 abril 2020

El término estrés deriva de una palabra latina que significa “someter a estiramiento”.

El estrés como respuesta: mecanismo de adaptación

El estrés es la respuesta no específica del organismo a los eventos y circunstancias del entorno que significan un impacto (factores de estrés). Podríamos definirlo, tomando prestada la terminología del Dr. Hans Selye, como el conjunto de modificaciones biológicas y psicológicas provocadas por el síndrome general de adaptación. El estrés es, pues, una respuesta de adaptación a lo que viene del exterior al organismo.

Constantemente el organismo está en proceso de adaptación, pues la vida implica un constante cambio; y siendo el estrés una respuesta de adaptación, podemos decir que el estrés es un hecho de la vida cotidiana, como lo es el cambio. Es una función habitual y normal del organismo. Es innato en el hombre.

Al respecto dice el Equipo de Medicinas Alternativas: “No hay vida posible sin estrés, ya que en su esencia es un mecanismo con el cual el organismo mantiene el equilibrio interno, adaptándose a las exigencias del medio en que se desenvuelve”.

El estrés visto en tres etapas

Selye describió el síndrome general de adaptación – SGA (respuesta de adaptación del organismo al estrés) como un proceso en tres etapas:

Alarma de reacción

Cuando el organismo detecta el estímulo externo (estresor). Corresponde a la respuesta instintiva de «lucha o huida». Su función es de defensa ante situaciones de peligro o amenaza. Activación del SGA. El cuerpo está en estado de alarma. La función de este estado de alarma es movilizar los recursos del organismo.

Resistencia

Cuando la fase de alarma se repite, o se mantiene en el tiempo, el organismo reacciona tratando de adaptarse al estresor o esfuerzo requerido, activando la resistencia. Mantenimiento de activación simpática a la que se añade la explosión de hormonas. El cuerpo busca un estado de equilibrio.

Agotamiento

Cuando comienza a agotarse o consumirse la energía y sistemas de  defensas del organismo. Llega un momento en que el organismo no puede mantener el esfuerzo, y tras la resistencia continua, las energías se acaban, y el equilibrio interno después de estar amenazado largo tiempo se rompe, y se claudica. Puede conducir a la enfermedad o muerte. Desgaste del cuerpo.

El estrés es una respuesta del organismo que busca recuperar el equilibrio

El estrés es una reacción o esfuerzo de adaptación del organismo por restablecer su propio equilibrio. Ante la exigencia del entorno el organismo responde buscando restablecer su equilibrio homeostático.

Al respecto dice el Dr. Don Colbert: “El estrés es la respuesta del cuerpo y la mente ante toda presión que rompa su equilibrio normal”.

Una vez roto el equilibrio fisiológico y psicológico el organismo pierde sintonía y balance. Si la pérdida del equilibrio es de largo plazo (estrés crónico), el estrés es perjudicial, limitante e incapacitante; si el estrés es temporal, el organismo tiene la capacidad autorregularse y recuperar el equilibrio.

Este mecanismo opera cuando la persona, frente a situaciones evaluadas como amenazante, percibe una discrepancia entre las demandas de la situación que lo desborda, y los sus recursos con que cuenta. El estrés actúa, entonces, como un medio de ajuste a las exigencias y cambios (estresores o situaciones de estrés) que el entorno demanda. La respuesta es expresión de diversos mecanismos de defensa que utiliza el organismo para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Esta respuesta adaptativa incluye cambios tales como tensión nerviosa, cambios hormonales, cambios en la musculatura, alta movilización emocional, etc.

El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, que activa una respuesta de huida o ataque, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias, en ciertos modos y hábitos de vida, desencadenando problemas graves de salud.

Para reflexionar:

  • ¿Cómo manejas el estrés?
  • ¿Cómo es tu nivel de estrés en este momento?

Agradecemos tu apoyo para difundir estos temas que creemos son útiles para el desarrollo personal.  Puedes darle click en los iconos de las redes sociales, o puedes recomendar esta lectura. También nos gustaría conocer tu opinión.

!Juntos podemos marcar una diferencia!

#estrés #sindromedeadaptación #equilibrio #estréscrónico #estrésagudo

Arnoldo Arana

Doctorado en Consejería de la Universidad Rhema en Jacksonville, Florida – USA. Maestría en Gerencia de Empresa y Lcdo. en Contaduría Pública. Coach certificado por la ICF. Psicoterapeuta. Escritor y conferencista en liderazgo, coaching y vida familiar.

Quizás te interese leer..

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Subscribe

* indicates required

You have Successfully Subscribed!

Share This